Blog

Me duele la espalda…¿quién no ha dicho esto alguna vez?

9 de cada 10 personas sufren o sufrirán algún tipo de dolor de espalda, las estadísticas así lo dicen y es que se puede localizar en diversas zonas, siendo las más diagnosticadas la lumbalgia, la dorsalgia y la cervicalgia. De todas ellas, la lumbalgia es la más frecuente, afecta a la zona comprendida entre la base de las costillas y el principio del muslo, sus síntomas se pueden manifestar en forma de hormigueo, rigidez o dificultad al hacer ciertos movimientos, sobre todo dolor en la parte baja de la espalda.

Aunque es una patología muy común en nuestra población, requiere de una importante atención, ya que, la espalda alberga no sólo la columna vertebral, sino músculos, ligamentos y tendones que actúan como un pegamento para formar esta compleja estructura.

¿Y qué podemos hacer cuándo nos duele?

  • Lo primero, es ir al médico. Sin un diagnóstico fiable no se pueden barajar soluciones de ningún tipo.
  • Higiene postural, es importante revisar nuestros hábitos diarios para no perder la alineación correcta que se debe mantener, desde la manera en la que levantamos peso hasta como nos sentamos en la silla de nuestra oficina, en el sofá o mientras comemos.
  • Dieta equilibrada, ya se sabe que somos lo que comemos y esto también afecta a nuestro peso, si nuestro esqueleto tiene que soportar más peso del debido, no solo la espalda se verá sobrecargada, sino que a la larga puede suponer un mayor desgaste para nuestro organismo e incluso derivar en otras alteraciones metabólicas.
  • Deja de fumar, el tabaco no es bueno ni para esto ni para nada, no es un descubrimiento, pero para aportar un dato de valor en este tema, la nicotina dificulta el riego sanguíneo y el aporte de nutrientes a nuestros tejidos en general y a nuestras articulaciones en particular.
  • Cuida tu ánimo, las personas con episodios de depresión y ansiedad son más propensas a albergar dichos dolores o tensiones musculares.
  • Haz ejercicio, en la medida que puedas. Un músculo tonificado responderá mejor ante cualquier lesión o recuperación que un músculo débil. En el caso que no puedas hacer todo el movimiento que deseas, lo importante al final es evitar el sedentarismo y opciones como el yoga o pilates pueden ser muy beneficiosas. Además, cualquier actividad que nos haga sentir mejor también tendrá un efecto positivo en nuestro estado anímico.
  • Revisa tu colchón y tu almohada, con el paso del tiempo los materiales en tu equipo de descanso pueden perder la forma y volverse más compactos e incluso tener hundimientos, esto significará que ya no tienen la adaptabilidad y ni el confort para el que fueron diseñados.

La verdad, es que la mayor preocupación de nuestros clientes a la hora de pedirnos asesoramiento es si van a notar alivio en el descanso por problemas de espalda. Si bien es cierto que hay muchos factores a tener en cuenta para que mejore o desaparezca dicho dolor, nuestro colchón juega un papel drástico a la hora de notar esa relajación muscular tan reconfortante en las horas de mayor reposo.

Cada cuerpo y patología requiere, como hemos mencionado antes, de un diagnóstico previo y recomendación por parte de profesionales de la salud, pero por nuestro conocimiento como fabricantes de colchones y tras la experiencia de nuestros consumidores, los colchones con núcleo de muelles ensacados son los más demandados para dolores, de espalda en particular.

¿Y por qué recomendamos los muelles ensacados?

1. Mayor firmeza, muchas personas nos preguntan… ¿la firmeza y la dureza son lo mismo? …no tienen nada que ver. La firmeza es la resistencia que tiene el colchón para no perder la forma, sobre todo es importante en el núcleo, sus valores están expresados en Kg/metro cúbico. La más recomendada para disfrutar de las mejores calidades es de 25-30 kg/metro cúbico. A mayor firmeza, mayor confort y además permite que no se deforme, ofreciendo un soporte totalmente óptimo para personas con sobrepeso.

2. Mayor adaptabilidad, esto es debido a la independencia de lechos que prestan cada uno de los muelles ensacados, es decir, el muelle encoje o estira independientemente uno a uno, según el peso percibido, cabe destacar la cantidad y la calidad en el acero con la que están fabricados. A partir de 870 muelles ya se considera una calidad bastante alta y puede oscilar hasta 1500 muelles, nosotros además del acero, también los fabricamos con baño de titanio.

3. Dureza media, esto se refiere a las capas intermedias y de la superficie, tales como la espuma, la viscoelástica, las fibras y las diferentes capas de acolchado. En Pura Cama disponemos de modelos más duritos en su superficie y de modelos con una sensación de acogida mayor, como los muelles ensacados. En este sentido, también es muy importante la preferencia que tengamos a la hora de dormir, es algo más personal. Además, las diferentes técnicas de cosido en un acolchado van a determinar su grado de dureza; un acolchado Tapa a Tapa nos va a dar una sensación más mullida y confortable.

4. Perímetro de refuerzo, se incorpora para dar mayor consistencia a los bordes del colchón. Este refuerzo perimetral de espumación, se le pone a todo el contorno del colchón para que al sentarnos se hunda lo menos posible, la densidad suele ser de 30 kg/metro cúbico.

5. Mayor transpiración, ya que el aire circula mucho mejor entre sus muelles para evitar la condensación por calor generada durante toda la noche. Así evitaremos la formación de humedades y una mayor higiene y conservación en nuestro equipo de descanso.

En resumen, no hay un colchón ideal para lesiones, porque cada uno de nosotros tenemos una complexión diferente y singular, pero sí que hay un objetivo universal para todos los que nos dedicamos al sector del descanso y es, mantener esa alineación correcta del cuerpo y, sobre todo, de la columna vertebral a la hora de dormir. Actualmente, se ha avanzado mucho en cuanto a los materiales que se pueden combinar para conseguir el que mejor se adapte a ti.

Así que, no lo dudes, cuando quieras invertir en la calidad de tu descanso, antes pregunta y pídenos consejo para asegurarnos de que tienes lo que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *