Blog

Colchones recomendados para personas con sobrepeso

colchones para personas sobrepeso

El descanso es equilibrio, y como tal, cada uno necesitamos el nuestro. Hoy en día todos sabemos ya de la importancia de tener un buen colchón, pero con la cantidad de modelos y características que hay en el mercado puede parecer un tanto complicado saber qué tipo de colchón elegir.

Uno de los datos más importantes (sino el que más) antes de decidir nada, es el peso, ya que cada diseño está pensado según los determinados kilos que vaya a soportar pues de ello van a depender el tipo de firmeza, densidad y nivel de acogida.

Un parámetro muy utilizado para saber que materiales utilizar es el IMC o Índice de Masa Corporal, este indicador sirve para conocer el estado de nuestro peso: delgadez, peso saludable, sobrepeso u obesidad; se calcula con el valor de nuestro peso en kilogramos dividido entre la altura en metros al cuadrado.

colchones para personas sobrepeso

Tabla de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

IMC

Estado

Por debajo de 18.5

Bajo peso

18,5–24,9

Peso normal

25.0–29.9

Pre-obesidad o Sobrepeso

30.0–34.9

Obesidad clase I

35,0–39,9

Obesidad clase II

Por encima de 40

Obesidad clase III

Fuente: OMS (2020)

La OMS define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:

  • Sobrepeso: IMC igual o superior a 25.
  • Obesidad: IMC igual o superior a 30.

¿Entonces, qué hay que buscar si quiero que mi colchón, además de cómodo, sea resistente y duradero?

  • Altura mínima o grosor de 28-30 cm

Cuanto mayor es el peso también lo es la presión y compresión que se hace en las diferentes capas del colchón, por el mismo motivo aconsejamos una base de apoyo firme y resistente como una base tapizada gruesa o un canapé; los somieres de lamas no están preparados, por su estructura, para soportar pesos elevados.

  • Firmeza alta en su núcleo y también en su superficie

Es uno de los aspectos más importantes a la hora de elaborar un colchón adecuado en cuanto a resistencia, pero también en confort, ya que la sensación de tumbada tiene que ser de una dureza más alta pero siempre con un apoyo que no sea forzado, sino relajado para que nuestra anatomía descanse de forma natural.

De ello va a depender que la alineación y apoyo de nuestra columna vertebral y, del cuerpo en general, mantengan una posición saludable y en equilibrio, evitando así hundimientos incómodos. Un ejemplo: si tu peso es mayor de 95-100 kg. puedes notar un hundimiento adicional de entre 3-4 cm; sin duda, en estos casos, recomendamos los colchones con núcleo de muelles ensacados por su composición en acero que no se deforma.

  • Perímetro de refuerzo en todos sus bordes.

En realidad, hablamos de un doble refuerzo, por un lado, tenemos el perímetro que encierra a todos los muelles ensacados en su núcleo y, por otro, del borde exterior del colchón, se disponen diferentes niveles de densidad en la concentración de sus espumas, os hablamos de ellas más abajo.

  • Alta transpirabilidad

Suele ser una de las principales necesidades cuando nos llaman…¡qué no dé calor!

A mayor cantidad de masa corporal también lo será la sudoración, por lo tanto, un núcleo en HR (espumación) siempre va a transpirar mucho menos que un núcleo en muelles ensacados, ya que la estructura en su interior de éstos es hueca y puede circular el aire con mucha más facilidad para que la higiene sea la correcta y no pases calor.

Bien es cierto que, en nuestro caso, utilizamos espumas sólo de poro abierto para garantizar que, aunque tu peso sea menor, el descanso sea más fresquito.

  • Alta densidad en sus espumas

Aquí hablamos de cifras, a partir de los HR 35 Kg/metro cúbico en sus espumas significa la cantidad de partículas que concentra y la tolerancia a los pesos mayores de 90 kilos por persona, cuanto mayor sea, pues mejor, 40 kg. ya es muy alta.

Aunque también es una opción perfecta si tu peso está en torno a los 60 kg. porque te gusta un extra en firmeza, o sea, una sensación al tumbarte más durita, como cada uno encuentre su mayor alivio cada noche.

Finalmente, a partir de los 80 kilos por persona ya recomendamos una composición híbrida a base de espumas con alta densidad y muelles ensacados, y por supuesto, un acolchado en calidad con viscoelástica 50 kg. para que la sensación al tumbarte sea la que realmente buscas, sin más, ¡deseando de irte a tu cama!

Diferentes acolchados, cosidos, fibras varias son los encargados de que la acogida en tu piel sea suave pero con diferentes grados de firmeza en cada modelo.

Si éste fuera tu caso, y tu peso (y/o el de tu pareja) fuera superior a 90 kilos aquí tenéis nuestros tres modelos indicados para un descanso hecho a tu medida con una inmejorable relación calidad-precio:

En definitiva, no tiene que suponer ningún problema comprar tu colchón sin dudar de si es para ti o no, peses 50 kg. o 120 kg., sólo se trata de saber que necesita tu cuerpo para que pueda disfrutar del sueño más reparador y adaptándose a tu silueta. Es por ello que ponemos a tu disposición nuestro servicio gratuito de asesoramiento personalizado para que puedas preguntar todas tus dudas:  info@puracama.com ó 633 779 218, estaremos encantados de poder ayudarte.

Y, si continuamos hablando de sobrepeso, tenemos que mencionar a la desafortunada apnea ya que es bastante frecuente a veces. La apnea del sueño es un trastorno respiratorio que obstruye, en mayor o menor medida, la entrada de oxígeno, es decir, que resulta complicado respirar e incluso tengamos que despertarnos durante la noche interrumpidamente, alrededor del 70% de la población con este síndrome se diagnostica en personas con sobrepeso u obesidad, mayormente en hombres.

Siendo el primer consejo, la visita a tu médico de cabecera o especialista para su correspondiente tratamiento, os dejamos además unas sencillas recomendaciones para incorporar a vuestro estilo de vida:

  • Duerme de lado. Esta postura es la que más facilita la entrada de oxígeno a los pulmones mientras dormimos, mucho más que dormir boca arriba o boca abajo.
  • Pierde peso. Una dieta equilibrada, actividad física y conseguir un peso saludable siempre van a mejorar éste y cualquier trastorno asociado para tratar de evitar factores de riesgo y problemas de salud como futuras cardiopatías o problemas de diabetes.
  • No abuses del alcohol y evita medicamentos relajantes. Lo recomendable es dejar de ingerir bebidas alcohólicas 2 o 3 horas antes de irse a dormir, ya que éste es un depresor del sistema nervioso central y nos puede dificultar todavía más la respiración y empeorar los ronquidos al igual que pasa con algunas pastillas relajantes o que sean para dormir.
  • Deja de fumar. Muy lejos de tener algún beneficio para algo, el tabaco acumula partículas en nuestra garganta que sólo hacen que empeorar la respiración, sobre todo, cuando estamos tumbados al dormir. Acude a tu médico o busca ayuda para dejarlo cuanto antes.
  • Practica ejercicio físico. El deporte es un gran aliado por muchos motivos, con 30 minutos al día de un ejercicio moderado podemos mejorar nuestro estado de ánimo, nos ayuda a perder peso y, además, puede aliviar los síntomas de la apnea y dolores de espalda.

Esperamos que estos pequeños consejos os sirvan de ayuda, podáis encontrar el mejor colchón para mejorar vuestra calidad de vida y consigáis el descanso que os merecéis. ¡Feliz noche!

Colchon de muelles ensacados y viscoelástica Atenea
¡Incluye Regalo!
Servicio 7 días
Seleccionar Opciones

Colchón Muelles Ensacados 5 zonas Atenea

Desde 399,00 
¡Incluye Regalo!
Servicio 7 días
Seleccionar Opciones

Colchón Muelles Ensacados 5 zonas Fénix

Desde 499,00 
¡Incluye Regalo!
Servicio 7 días
Seleccionar Opciones

Colchón HR Perfilado y viscoelástica Casandra

Desde 477,00 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *